Impacto social, ambiental y gobierno corporativo: catalizadores para la generación de valor

5.01.2021
|
Comments off
||

El siguiente artículo fue parte de la publicación titulada “Impacto y Sostenibilidad” producida por AMEXCAP para la cumbre de capital privado en Agosto 2020.

The following article was part of the publication titled “Impact and Sustainability” produced by AMEXCAP for its private equity summit in August 2020.

——

Desde su fundación, Linzor Capital Partners (“Linzor” o la “Firma”) se ha caracterizado por incorporar la evaluación de aspectos sociales, ambientales y prácticas de gobierno corporativo (“ESG”) como parte integral de su modelo de análisis y monitoreo de inversiones. Linzor es una firma de capital privado que invierte en empresas medianas en la región de habla hispana en América Latina, participando en una amplia gama de sectores y tipos de transacciones. Tras su fundación en 2006, la Firma ha levantado tres fondos de inversión con compromisos por más de $1,200 millones de dólares, lo cual le ha permitido invertir en más de 20 empresas en la región, apalancando su presencia local mediante cuatro oficinas (Chile, México, Argentina y Colombia).

Derivado de los beneficios que ha generado el privilegiar un enfoque y disciplina en materia de ESG, Linzor ha establecido como política interna una serie de procedimientos que fungen como un marco general para identificar riesgos y oportunidades en este sentido. Estos están presentes en las dos actividades fundamentales de la Firma: durante el proceso de búsqueda y evaluación de oportunidades de inversión, uno de los puntos clave de la debida diligencia (“due diligence”) incluye un informe detallado respaldado con un análisis meticuloso que incluye un cuestionario de más de 280 preguntas sobre prácticas, experiencias y condiciones relacionadas a temas de ESG, buscando mediante éste descartar la existencia de puntos de conflicto que pudieran derivar en que la Firma se retire de la oportunidad en cuestión, así como marcar una hoja de ruta para diseñar e implementar iniciativas en caso de que la inversión se concrete.

Por su parte, la influencia del compromiso ESG durante el monitoreo de las empresas de portafolio radica en que Linzor, al ser un accionista activo y de control en la mayoría de las ocasiones, impulsa la adopción de prácticas y estándares internacionales en cada una de sus compañías de portafolio a través de los consejos de administración y/o comités operativos que lidera, incluyendo: la incorporación de consejeros independientes dentro del directorio y el monitoreo semestral de KPIs relacionados con ESG, que al ser numéricos en una parte preponderante, permite una medición y comparación entre compañías de portafolio y a lo largo del tiempo. El fomento a un estricto apego a altos estándares laborales en todas las empresas de portafolio (excedentes a la regulación local), a la inclusión laboral de mujeres y minorías, el monitoreo de la creación de empleo, y la estandarización de prácticas en beneficio del medio ambiente (adopción de luces LED/ahorradoras de luz en las oficinas, reciclaje, utilización de energías alternativas, etc), así como el impulso a iniciativas de impacto social en beneficio de los colaboradores de las empresas del portafolio y/o su entorno, generan un gran impacto en la comunidad, incluyendo el personal, los clientes y proveedores, y las autoridades.

Derivado del portafolio de inversiones que mantienen los fondos de capital privado como Linzor, el impacto de iniciativas de este tipo puede alcanzar una escala relevante. La Firma, por ejemplo, actualmente es accionista de una serie de empresas cuya fuerza laboral suma más de 19,000 personas. Para muestra, en Universidad Insurgentes (universidad con 25 planteles en México) se ofrecen cursos de regularización a los colaboradores del grupo, dentro de los cuales se incluyen el código de conducta y un curso de medidas de seguridad. Se han remodelado el 55% de los baños, lo que implica la instalación de 176 mingitorios secos, 425 lavabos con llave ahorradora, y 516 tazas ahorradoras generando un ahorro importante de un recurso escaso en el Valle de México. Además, se están cambiando más de 7,000 focos a LED, generando un ahorro en el consumo de energía de entre 60-80%.

En UTEL (universidad 100% en línea operando en México y América Latina) además del cambio a luces LED y campañas de ahorro de agua, recientemente se otorgaron 112 becas a empleados con una cobertura de entre el 80-100% (dentro de las personas beneficiadas el 58% fueron mujeres) y se ofrecen clases de yoga, zumba y box fitness dentro de las oficinas, así como consultas médicas y de bienestar con dos doctores contratados de planta.

Otro caso muy ilustrativo dentro del portafolio es Farmashop, la cadena de farmacias líder en Uruguay por ingresos, rentabilidad y número de tiendas. Fundada en 1997, Farmashop actualmente opera casi 100 farmacias en su país, manteniendo una sólida posición en el mercado al ser tres veces más grande que su competidor más cercano. Actualmente, la compañía emplea a 1,600 personas (de los cuales el 73% son mujeres).

Desde la adquisición, Linzor fomentó un cambio fundamental en la política de recursos humanos de la compañía para implementar una serie de iniciativas enfocadas en mejorar la retención y calidad de vida de la fuerza laboral, factor clave para el desempeño de una cadena minorista. Sobre la base de una iniciativa previamente desarrollada en otra compañía de portafolio, Farmashop desarrolló un programa destinado a dar trabajo a mujeres que buscan reincorporarse a la fuerza laboral. El programa, llamado “Madres, tías y abuelas”, se trata de una campaña anual destinada a contratar a mujeres de entre 35 y 50 años de edad que actualmente no están empleadas, pero están buscando trabajo. Estas mujeres reciben capacitación y se les asigna un mentor dentro de la empresa para garantizar una buena transición en su regreso a la vida laboral activa. Las mujeres incorporadas al programa desempeñan un papel fundamental en Farmashop, especialmente debido a su capacidad para conectar y crear lazos con los clientes, particularmente con adultos mayores, ofreciéndoles orientación sobre los productos a la vez que la compañía fortalece su marca y fidelidad de estos clientes. Al día de hoy, Farmashop ha empleado a más de 169 colaboradoras en el marco del programa.

Dentro de las iniciativas empleadas también destaca el enfoque en generar un ambiente de trabajo incluyente para aquellas mamás que forman parte de la fuerza laboral, a quienes se les otorgan descuentos en todos los productos relacionados con bebés, además de que la compañía: 1) fomenta activamente la lactancia materna, 2) les proporciona sacaleches, y 3) les ofrece tiempo libre adicional para amamantar a sus hijos durante el primer año. Asimismo, todas las tiendas con más de 20 empleados tienen un espacio reservado para la lactancia. Políticas de este tipo han fomentado la inclusión y el desarrollo laboral de las mujeres en Farmashop, pues aproximadamente el 80% de las 98 tiendas de la empresa son administradas por mujeres, mientras que más de la mitad de los puestos de alta dirección de la compañía, incluido el CFO, son igualmente ocupados por mujeres.

Siguiendo la línea sobre inclusión laboral, Farmashop recientemente lanzó un programa piloto en varias de sus tiendas que tiene como objetivo contratar a personas con discapacidad, preparando una parte de sus tiendas con terapeutas ocupacionales para ayudar a facilitar la inserción de estos colaboradores a la compañía. A la fecha, Farmashop cuenta con 17 personas con discapacidad dentro de sus equipos de trabajo.

Por último, en términos de capacitación, Farmashop tiene un programa mediante el cual todos los colaboradores tienen la oportunidad de beneficiarse con cursos de capacitación opcionales, tanto en línea como en persona. Del mismo modo, la empresa ha patrocinado a algunos colaboradores para que tomen cursos universitarios, programa que ha permitido que más de 350 personas se gradúen de la escuela de farmacia, así como de programas de MBA para la alta dirección.

En Linzor entendemos el impacto social, ambiental y el gobierno corporativo como catalizadores para la generación de valor en el mediano plazo, misma que no puede explicarse si no existe un beneficio en favor de la sociedad.

Comments are closed.

Back to Top ↑